Preguntas Frecuentes

1. ¿A qué edad son más comunes los piojos?

Los piojos son más comunes principalmente en niños entre los 3 y los 10 años. Sin embargo, la infestación de piojos es una condición muy contagiosa que se transmite cuando la cabeza del niño infectado entra en contacto con la de otra persona, por lo que estos parásitos también pueden aparecer tanto en los familiares más cercanos como en sus cuidadores de cualquier edad.

2. ¿No lavarse el pelo causa piojos?

No, los piojos pueden darse tanto en cabellos limpios como en pelos sucios, ya que no les afecta la limpieza o la suciedad de la cabeza de la que se están alimentando. Uno de los factores que influyen en su reproducción una vez que se han instalado en nuestra cabeza es la temperatura y, por ello, generalmente son más frecuentes en las épocas cálidas que en invierno.

3. ¿FullMarks contiene ingredientes tóxicos?

No, FullMarks es una solución pediculicida que no contiene pesticidas. Sus ingredientes activos, la Ciclometicona y el Miristato de Isopropilo, actúan matando al piojo por deshidratación. Por eso, a diferencia de los productos con pesticidas, no se conocen mecanismos por los cuales el piojo pueda desarrollar resistencias a este método de acción.

Si quieres conocer la composición de FullMarks, clica en nuestra ficha técnica.

4. ¿Debo aplicar FullMarks sobre cabello seco o húmedo?

Es importante aplicar el tratamiento antipiojos sobre el cabello seco para que los principios activos de FullMarks puedan funcionar correctamente. Una vez aplicado se debe masajear bien hasta asegurar que todo el cuero cabelludo y el pelo está bien cubierto, después deberás dejar actuar 5 minutos tal y como se indica en las instrucciones.

5. ¿Cuántas veces tengo que aplicar el tratamiento antipiojos de FullMarks?

La primera aplicación de FullMarks suele matar todos los piojos y liendres. Sin embargo, en casos en los que la infestación es muy severa se recomienda revisa la cabeza al cabo de 7 días y repetir el tratamiento si se detecta algún piojo vivo.

6. ¿En qué zonas de la cabeza suelen estar los piojos?

Los piojos adultos suelen habitar zonas de la cabeza como la nuca y/o detrás de las orejas. En el caso de las liendres o huevos, se presentan principalmente en el cuero cabelludo o cerca de la raíz del pelo. Revisar estas zonas es básico para detectarlos y eliminarlos efectivamente.

7. ¿Cómo saber si un niño tiene piojos?

Para saber si un niño tiene piojos es importante observar si se rasca con insistencia la cabeza, si se queja de que le pica mucho o si se dan otros síntomas como la aparición de heridas leves por las zonas donde se ha rascado. Si es así, puedes identificar las liendres por su aspecto blanquecino, las cuales se encuentran pegadas a la raíz del pelo. En el caso de piojos adultos, tendrás que buscar principalmente en la nuca y detrás de las orejas del niño.

8. ¿FullMarks daña el pelo?

FullMarks es un tratamiento antipiojos libre de pesticidas, por lo que su aplicación no daña el pelo. De hecho, entre sus ingredientes encontramos la Ciclometicona, que se utiliza en cosméticos como humectante y acondicionador capilar, y el Miristato de Isopropilo, utilizado por su acción emoliente.

9. ¿Qué precauciones tener al aplicar FullMarks?

Este tratamiento no es un champú de base acuosa, por lo que es importante mantenerlo alejado de toda llama o fuente de chispas durante la aplicación y no fumar mientras se utiliza el producto. Asimismo, hay que conservarlo a temperatura ambiente (máximo 25ºC) y mantenerlo siempre en el envase original y fuera del alcance de los niños y lejos de alimentos y bebidas.

También tendremos que dejar de utilizarlo y acudir al médico si durante su aplicación experimentamos algún tipo de reacción de sensibilidad.

En caso de inhalación, respirar aire fresco. Evítese el contacto con los ojos, mucosas, zonas sensibles o enfermas de la piel y heridas. En caso de contacto con los ojos, lávense inmediata y abundantemente con agua.

Por último, FullMarks es un producto de uso externo, por lo que en caso de ingestión, acude inmediatamente al médico y muéstrale la etiqueta o el envase.

Leer detenidamente el folleto de instrucciones antes de utilizar el producto.