Cómo detectar los piojos

Sabes cómo detectar los piojos y las liendres es imprescindible para poder eliminarlos antes de que vuelvan a reproducirse. Pero ¿cómo podemos detectar los piojos? A continuación, te damos una serie de recomendaciones para saber si en la cabeza del pequeño están habitando esta clase de parásitos.

Síntomas comunes de los piojos

Algunos de los síntomas que pueden indicarte que tu hijo tiene piojos son:

  • Picazón intensa y sensación de cosquilleo en el cuero cabelludo: si notas que el niño se rasca de manera frecuente e insistente la cabeza, es probable que tenga piojos.
  • Picazón detrás de las orejas o en la nuca.
  • Heridas leves o arañazos en la cabeza: suelen aparecer debido a la acción de rascarse excesivamente la cabeza.
  • Problemas para dormir, pues los piojos son más activos durante la noche.

¿En qué zonas buscar los piojos?

  • Huevos o liendres: aunque pueden confundirse con la caspa debido a su tono blanquecino y su tamaño, las liendres se encuentran principalmente en el cuero cabelludo y se quedan pegadas cuando agitas el pelo, a diferencia de la caspa que se desprende fácilmente.
  • Piojos adultos: suelen aparecer tanto en la nuca como en la parte posterior de las orejas. Estos insectos pueden ser o bien de un color grisáceo, o bien de un tono rojizo en el caso de que se hayan alimentado.

Cómo detectar los piojos 

Ahora que ya conocemos los síntomas que suelen provocar estos parásitos, toma nota de estos consejos que te ayudarán a detectar los piojos de forma rápida:

  1. Revisa la cabeza del pequeño colocándolo en un lugar bien iluminado.
  2. Los piojos son insectos muy rápidos, por lo que detectarlos puede ser una tarea complicada. Por ello, en primer lugar, te recomendamos que mojes el pelo de tu hijo, ya que así se moverán de forma más lenta.
  3. Con un peine limpio de dientes anchos, cepilla el cabello del pequeño para quitar los posibles enredos. De esta manera, podemos detectar estos parásitos más fácilmente.
  4. Aunque pueden moverse por todo el cabello, es recomendable que mires primero tanto la nuca como detrás de las orejas, ya que son las zonas donde se suelen encontrar los piojos adultos. También es conveniente que observes las áreas donde encuentres picaduras. Para facilitarte la tarea, puedes utilizar una lupa.
  5. Busca las liendres o huevos por el cuero cabelludo con ayuda de una lendrera, un peine especial con púas muy juntas para retirar liendres y piojos del cabello. Peina el cabello con la lendrera mechón a mechón desde las raíces hasta las puntas. Recuerda limpiar el peine en cada pasada para eliminar las liendres que se encuentren pegadas en el cuero cabelludo.