Qué hacer si encuentro liendres pero no piojos

Si has notado que tu hijo no para de rascarse la cabeza últimamente, es posible que tenga piojos viviendo en su pelo. Para comprobar si está sufriendo una infestación de estos insectos, lo más recomendable es revisar el pelo del pequeño, especialmente el cuero cabelludo, detrás de la nuca y en la parte posterior de las orejas. No obstante, si solo has encontrado los huevos de estos parásitos, es normal que te preguntes: “¿qué hacer si encuentro liendres pero no piojos?”. Las liendres son los huevos que incuban estos insectos en el pelo de la persona infectada y suelen tardar unos 10 días en eclosionar, por lo que es importante actuar con rapidez para que no vuelvan a reproducirse

¿Cómo se reproducen los piojos?

La pediculosis en la cabeza es una afección muy frecuente en los niños (aunque también puede aparecer en adultos) y se produce cuando unos parásitos, conocidos como piojos, infestan la cabeza de una persona para alimentarse de su sangre.

Una vez han conseguido invadir la cabeza de un niño o adulto, los piojos pueden vivir aproximadamente un mes. Comienzan depositando un huevo o liendre en la cabeza de una persona, concretamente en el cuero cabelludo, el cual se incuba durante alrededor de 6 días. Una vez eclosiona el huevo, pasa a convertirse en una ninfa, un piojo mucho más pequeño que se convertirá en adulto tras 7 días. Finalmente, este insecto se convertirá en un piojo adulto, el cual suele vivir aproximadamente 14 días.

Debido a este ciclo de reproducción, es probable que aunque solo hayas visto liendres en tu propia cabeza o en la de otra persona, seguramente haya piojos también en ella. El problema de los piojos adultos es que son más difíciles de detectar que los huevos y suelen localizarse en otras zonas de la cabeza, como la nuca y la parte de atrás de las orejas.

Qué hacer si encuentro liendres pero no piojos

Si has encontrado liendres en tu cabeza o en la de tu hijo, es importante que elimines estos huevos completamente, ya que los piojos se reproducen muy rápidamente (una hembra puede depositar hasta 10 huevos al día) y, por tanto, si queda alguno vivo se volvería a repetir el ciclo de reproducción.

Lo primero que debes hacer si encuentras piojos vivos es aplicar un tratamiento específico para eliminar los piojos como la loción antipiojos de FullMarks, un producto inodoro, incoloro y libre de pesticidas que terminará con esta infestación en tan solo 5 minutos, pues aunque no los veas siempre puede quedar alguno. Posteriormente, y para eliminar completamente los piojos y liendres, es imprescindible que utilicemos una lendrera para peinar cada mechón de pelo de la persona infectada y así terminar de quitar los piojos muertos o moribundos y liendres .

Para un tratamiento más completo, también puedes probar el kit antipiojos de FullMarks que incluye, además de la loción, un champú postratamiento, un complemento ideal para facilitar el desprendimiento tanto de las liendres como de los piojos muertos.

Además de estos consejos sobre qué hacer si encuentras liendres pero no piojos, también te aconsejamos que no utilices remedios caseros para eliminar estos insectos.

¡No olvides revisar la cabeza a los 7 días!

Una vez hayas aplicado la loción para eliminar los piojos y luego hayas utilizado una lendrera para retirar los piojos muertos o moribundos y las liendres depositadas en el cabello, es importante que 7 días después del tratamiento revises tu cabeza o la de la persona infectada por estos insectos para comprobar que no hayan piojos vivos, especialmente, si se trataba de una infestación severa. Sin embargo, en el caso de que encuentres algún piojo vivo en el cabello, tendrás que volver a repetir todo el tratamiento para romper el ciclo de vida de los piojos y matar los que puedan haberse incubado desde el tratamiento.

Leer detenidamente el folleto de instrucciones antes de utilizar el producto.